“La situación en muy grave”: Trabajadores de Uatre llevaron su reclamo hasta Rosario

Trabajadores de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (UATRE), provenientes de diversas localidades de la Provincia de Santa Fe, se concentraron en las puertas de la sede Rosario de UATRE (Mendoza 2747) para reclamar que desde la sede nacional quieren dejar sin representación gremial a aquellas seccionales que no cuentan con 100 aportantes. 

Los trabajadores aclararon que en esas localidades no hay más de 3.000 habitantes, con lo que «resulta casi imposible alcanzar esa cantidad de socios».
“Lo más grave aún es que los afiliados de esas zonas, al no contar con una representación en su localidad, deberían trasladarse alrededor de 400 kilómetros para tener acceso a la patronal»”, detallaron.

En diálogo con Conclusión, el secretario General de la seccional Los Molinos, Diego Farías, sostuvo que “la situación es muy grave”.
“Están sacando la participación y la comisión a la seccional de cada pueblo dejando sin poder gremial la zona. Ellos dicen que se acomodará con un sistema qué le llaman Comision Normalizadora pero solamente eso es para nombrarlo porque en sí mismo no funciona”, explicó el referente.

Farías volvió a insistir que lo peor del caso es que no habrá en ciertos pueblos un «representante con poder que pueda exigirle a la patronal».
“Ellos pretenden achicar las bolsas y con eso le dan poder a las grandes empresas cerealeras quitándole la representatividad a la gente de cada seccional”, reiteró.
Por último, Farías responsabilizó al secretario General a nivel nacional. Ramón Ayala de tomar estas decisiones.
Conclusión dialogó con Ricardo Alberto Diaz, un representante de los trabajadores de Santiago del Estero que se hicieron presentes para apoyar la causa, quien agregó que además quieren dejar en claro “que no apoyan a la gestión de Mauricio Macri como lo hace la patronal”, especificó y agregó: “Nosotros apoyamos a la fórmula de Alberto y Cristina y mañana ella nos recibirá en el Instituto Patria para escuchar nuestros reclamos”.(LA GUIA-CONCLUSION)