Colón: El compañero en Primero Inicial de Mirta Legrand, vive en nuestra ciudad

Enrique Quidiello nació en 1926 en Villa Cañas, Santa Fe, y  fue compañero en la escuela primaria de Mirtha Legrand. En el presente aunque retirado de las funciones públicas pasa todos los meses por su querido  Alianza a pagar su cuota social. Su lucidez es notable.

 

 

 

 

 

El ex concejal y ex presidente del Club Alianza y de la Mutual de Socorros Mutuos, estudio con la diva de los almuerzos en la Escuela Nº 178,  “Juan Cañas”.

Don Enrique como se lo conoce, nació bajo el signo de Piscis un 3 de febrero de l926, en la población santafesina de Villa Cañas. En tanto, Rosa María Juana Martínez Suárez  (Mirta Legrand) nació el 22 de febrero de 1927, en la misma localidad.

El cañaseño nos señala sobre  Mirta Legrand: ” fuimos compañeros de Escuela. Las mellizas Legrand,  concurrían  al primero “B” y  por mi parte al primero “A”.

Agrega “Recuerdo la figura de su madre que era maestra y a las mellizas las tengo presente” y nos dice . “Les gustaba todo lo que tenía que ver con el arte, cantar, bailar y recitar”.

Además nos cuenta “Al fallecer el padre se fueron de la ciudad, emigraron a Rosario “

Hoy Enrique tiene 92 años  y en aquel reportaje concedido en 1998 nos reveló: “en la casa de mi hermano hasta no hace mucho tiempo estaba la cuna que usaron las mellizas, todavía debe haber algunas partes del mueble”.

El amigo de la infancia de Legrand señala “Mi padre que era muy amigo de su familia, realizó en su vivienda algunos trabajos y el progenitor se la dio porque no iban a tener más hijos”.

En 1998 ante el secreto mejor blindado la  curiosidad nos llevó a preguntarle  la edad de la conductora “Don Enrique se  río y nos señaló : ” al ser su madre docente, ambas entraron de menor edad a la Escuela, pero tienen uno menos que yo”.

                               Una visita histórica

Mirtha Legrand visitó su ciudad natal en el 2006, ya que la última vez que lo hizo fue en 1986, cuando la localidad fue elevada a la categoría de ciudad. «Nunca más volví, no sé por qué, pero cualquier explicación que dé sería tonta», dijo la diva de los almuerzos.

«Trabajo mucho, en las vacaciones me voy con mi familia a la casa del Uruguay, la vida pasa», dijo prometiendo volver más seguido.

La popular artista retornó a su pueblo junto a sus hermanos para estar presente en el acto de inauguración de dos aulas de la Escuela Nº 178 Juan Cañás, una de las cuales lleva el nombre de su madre Rosa Suárez de Martínez.

La actriz y conductora aclaró que traer a los hermanos le costó mucho trabajo. «Joselo no quería dejar a sus alumnos, y Silvia daba vueltas para el sí, entonces me planté y les dije que vendría sola.

Mirtha confesó que le hayan puesto el nombre de su madre a un aula de la Escuela Nº 178 la emocionó mucho, y recordó que cuando estaba en los corredores de la escuela «había una planta de magnolia, por eso cada vez que huelo esas flores me acuerdo de este colegio. Hace años sacaron la planta para ampliar el edificio».

La popular animadora también recordó al portero de la escuela, Gino Tirabassi, cuyo nombre fue impuesto a la otra aula inaugurada.

«Hoy recuerdo también a mi madre que daba clases y la veía cuando llevaba todas las carpetas a casa para corregir los deberes de los alumnos, porque antes los maestros eran educadores de vocación y muy respetados como personas», reflexionó.